Amjad. Una mujer trabajadora en Gaza

Amjad Saed Shabat tiene 25 años y es parte de la tercera generación de refugiados y refugiadas de Palestina que se asentaron en Beit Hanoun, al norte de la franja de Gaza, cuando fueron expulsados de sus hogares en 1948. Hoy vive en la ciudad de Gaza, donde sus padres se mudaron cuando ella y su hermana eran todavía pequeñas.

Al finalizar la universidad, en 2014, Amjad se topó con una cruda realidad difícil de cambiar. Para personas recién licenciadas, encontrar un trabajo en un lugar con una tasa de desempleo del 60%, se convertía en una misión complicada pero no imposible. Amjad quería trabajar.

TRABAJO

“Soy muy habladora y buena relaciones públicas, así que la entrevista fue fácil. Tampoco me hicieron muchas preguntas. Eso sí, me preguntaron si estaba casada porque no querían chicas casadas. Esto pasa mucho en Gaza, no quieren mujeres que un día puedan quedarse embarazadas”.

“Mis compañeros siempre encontraban una razón para mofarse de mí. Yo soy curiosa, pregunto mucho. Cuando se me ocurría preguntar sobre la edición de videos se reían de mí, cuando hablaban de política, también se reían de mí”.

El primer mes pasó sin que la joven cobrara un salario. En el segundo mes Amjad fue a la oficina del director y exigió que le informaran sobre este punto tabú: “Me comentó que cobraría unos 500 NIS (115€) por más de ocho horas de trabajo diarias. Yo le contesté que mis colegas cobraban más y que yo tengo estudios superiores, ellos no. No me dio la razón, así que dejé el trabajo”.

Sin un mercado laboral igualitario, sin una sociedad totalmente consciente de la necesidad de acabar con la discriminación hacia las mujeres y la violencia de género, a la joven Amjad le queda mucho por lo que luchar y ella parece estar dispuesta a ello.

AMJAD QUIERE, AMJAD PUEDE

 

 

Pulse aquí para leer la historia
íntegra de Amjad Saed Shabat
Pags 68-71

Escribe un mensaje de apoyo a Amjad

UNRWA Navarra

948 254 648